lunes, noviembre 06, 2017

Ya está disponible mi libro de relatos "Relatos con codeína"

https://www.amazon.es/Relatos-codeina-Oscar-Maif/dp/1978341695/ref=sr_1_1?ie=UTF8&qid=1509969165&sr=8-1&keywords=maif

Tras algún retraso inesperado al fin tengo en mis manos a mi criaturita, mi tesoooroooo...

Aunque tenía miedo a que pudiese haberse producido algún fallo de descuadre en imprenta, me ha alegrado mucho comprobar que ha quedado perfecto, tal cual se veía en la vista previa de la plataforma. Veo que ha sido impreso en Gran Bretaña, ¡gran trabajo!

En fin, señoras y señores, si se animan pueden encargarlo pinchando sobre la foto, está en Amazon.

También hay un versión electrónica.

Les dejo unas fotos y más tarde intentaré subir un vídeo. 



Para quienes andaban intrigados aclararé que el niño que hay al fondo de pie soy yo.













Saluti a tutti!

4 comentarios:

  1. ¡¡¡¡N i ñ o o o o o!!!! : Ratifico cuanto dices. El mío está en perfectas condiciones. De una sentada casi me lo zampo , por tanto me he detenido para que me dure algo más. ¡Sabe a poco! Y si conoces personalmente al autor se digiere celérico. Por cierto, ya sabía que eras el niño. Apuesto a que el de la derecha rubiete en la parte de abajo es tu hermano. Y tu padre el de bigote (eres muy parecido a él)
    En fin, puedes estar radiante.

    ¡Hip, hip, Hooray.....

    This One.......F i l o ! ! !


    ResponderEliminar
  2. Hey, Filo!

    Efectivamente el niño rubio que se ve en primer término es mi hermano. Mi padre es el de la camisa blanca y corbata que está más atrás, el del bigote es hermano de mi madre, aunque es cierto que mi parecido físico va claramente por la línea materna.

    Gracias por comentar, si se te ha hecho corto te gustará saber que cuento con material para un segundo libro de relatos, aunque ahora estoy centrado en acabar una novela con la que peleo desde tiempos inmemoriales.

    ¡Un fuerte abrazo, amigo!

    ResponderEliminar
  3. ¡Pero, hombre, cómo me has puesto ahí, si yo no he hecho ná! Mucho ofrecimiento, pero poco cumplimiento. En fin, te lo agradezco enormemente y te deseo un éxito abrumador. Desde el otro lado del mundo, donde hoy ya hemos alcanzado los bajoceros.

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias, Ángela. ¡Claro que cuenta!

    Oye, que esta mañana, llegando al trabajo, el coche marcaba dos grados bajo cero, aquí también refresca.

    Saludos!

    ResponderEliminar