miércoles, abril 08, 2009

Cuando Eurovisión era algo

Corría el año 1980.

Por entonces yo cursaba 7º curso de E.G.B. en un colegio de Alcalá de Henares.

Uno de mis compañeros de clase era belga... de Bélgica.
 
Yo era -y sigo siendo- un forofo del fútbol, del Barça primero y de la selección española después.
 
Se jugó un partido amistoso entre Bélgica y España.
 
Perdimos.
 
El jodido belga no hacía más que restregármelo constantemente, sabiendo que yo me picaba, máxime cuando antes del partido me había permitido fanfarronear acerca del chorreo que les íbamos a meter.
 
Me tenía harto el belga, cada día lo mismo. Mas hete aquí que llegó el festival de la canción de Eurovisión, cuando aquello aún era algo medio digno de atención y gozaba de una cierta popularidad.
 
España no desempeñó un gran papel, quedamos duodécimos, pero los belgas me regalaron esta impagable interpretación que les colocó en los últimos lugares de la clasificación, disfruten del vídeo.


 
Así que desde el día siguiente hasta final de curso cada vez que veía al belga me ponía las manos sobre las cejas así —cual indio oteando el horizonte— y empezaba a cantarle aquel patético estribillo: "E-go-vi-sión, e-go-vi-sión, e-goooo-viiii-siooon".

No hay comentarios:

Publicar un comentario